Como elegir un buen protector solar

Como elegir un buen protector solar

Es importante proteger nuestra piel de los efectos de las radiaciones solares UVA y UVB para prevenir quemaduras, envejecimiento prematuro de la piel y cáncer de piel.  Para ello, debemos escoger el protector solar teniendo en cuenta aspectos como el índice de radiación ultravioleta y el fototipo de cada persona. 

¿Qué son los rayos ultravioletas UVA Y UVB?

  • Rayos UVA de onda largaAtraviesan las nubes y el cristal y penetran hasta las capas más profundas de la piel, provocando alteraciones celulares.  Los rayos UVA causan el envejecimiento prematuro de la piel, manchas cutáneas y aumentan el riesgo de cáncer de piel. 
  • Rayos UVB de onda corta:  Broncean con rapidez la piel, son los responsables de las quemaduras solares y pueden producir cáncer de piel.  Los rayos UVB ayudan a que la piel produzca Vitamina D3.

¿Qué son los fototipos de la piel?

El fototipo mide la capacidad de la piel para broncearse.  Hay que escoger el factor de protección solar en relación con el fototipo de cada persona.  Los dermatólogos han determinado seis fototipos básicos:

  • Fototipo I: piel muy clara, de color blanco-lechoso, con pecas, ojos azules y pelirrojos, que se quema fácilmente, nunca se broncea y es muy sensible al sol.
  • Fototipo II: piel blanca y pecas, pelo rubio y ojos azules; se quema con facilidad y casi no se broncea.
  • Fototipo III: piel blanca, con el color de ojos azul, verde, miel o castaño y pelo de distintas tonalidades de marrón; se quema y se broncea de forma moderada.
  • Fototipo IV: piel ligeramente amarronada, con pelo y ojos oscuros; se quema poco y se broncea con facilidad y de inmediato al exponerse al sol.
  • Fototipo V: piel oscura; es raro que se queme, se broncea con facilidad y de manera inmediata al exponerse al sol.
  • Fototipo VI: piel negra; nunca se quema y siempre presenta reacción de pigmentación inmediata.

¿Qué es el factor de protección solar?

El factor de protección solar (FPS) o (SPF)  Sun Protection Factor, es un índice que multiplica el tiempo que nuestra piel puede exponerse al sol sin quemarse. 

En el caso de una persona con piel clara de fototipo tipo I, podría resistir al sol sin quemarse unos 10 minutos. Si se aplica una crema con un factor de protección solar 20, multiplicará por 20 el tiempo que resistirá su piel expuesta al sol sin quemarse.  Es decir,  aguantaría unos 200 minutos al sol sin quemarse.  Una piel del tipo III podría resistir 20 minutos al sol sin quemarse por lo que, al aplicar una crema de 20 FPS, puede estar expuesta al sol durante 400 minutos sin quemarse.  Estos valores son orientativos y siempre se recomienda renovar la aplicación del protector solar cada 2 horas, ya que pierde eficacia con el sudor o las baños.

Dicho de otra manera, un factor 20 quiere decir que la crema deja pasar el 5% (100/20) y elimina el 95% de la radiación solar, es decir que impide llegar a la piel el 95% de la radiación que llegaría en caso de no usarla. Un factor 50 solo deja pasar el 2% (100/50) y elimina el 98% de la radiación. Incrementos del FPS por encima de 50 no suponen mejoras significativas en la protección, por lo que ya no se recomiendan

En general, para proteger la piel de las radiaciones UVA y UVB  los dermatólogos recomiendan usar entre un FPS 30 a 50.

Aspectos a tener en cuenta al escoger el protector solar:

1) El índice de radiación es la intensidad de radiación ultravioleta (UV) que procede del sol.  Cuanto más alto esté el sol más intensa será la radiación UV, por eso se recomienda limitar la exposición al sol entre las 12 y las 16 h.  En España el índice de radiación UV es elevado en verano.

2) Nuestro fototipoCada fototipo precisa de una crema con un factor de protección diferente según la época del año y el índice de radiación.  Por ejemplo, las personas de los fototipos I y II necesitan protección solar todo el año y deberían usar un protector solar de 50 FPS, mientras que las del fototipo III necesitarán usar un protector de 30 FPS desde el inicio de la primavera hasta los primeros meses de otoño.

Consejos generales:

Aplicar el protector solar en todo el cuerpo una media hora antes de la exposición al sol y repetir la aplicación cada 2 horas.

Aunque se use un protector solar, se recomienda limitar la exposición al sol entre las 12 y las 16h, cuando los rayos de sol son más fuertes.

Es preferible usar un protector que sea resistente al agua.

Hay que beber suficiente agua para mantenerse hidratado.  

Puedes visitar la sección de protectores solares de nuestra tienda online, si necesitas ayuda puedes contactar con nostros y te atenderemos encantados.

Comentarios

Deja un comentario